Me caigo y me levanto en mi profunda soledad
no hay nada que me pueda mover de acá
es mi autonomía la que manifiesta mi profundo malestar
porque todos sabemos que un angel me puede rescatar

de las siniestras movidas oscuras que predica este mundo
de la sabidura que adquirí por estar más allá
y si me quedo en pelotas es para demostrar
que nuestro cuerpo es solo energía hecha materia

porque si me arrepiento de este sentimiento
ya no me puedo tirar para atrás
sigo encajado en mi caminar
yo sé que todo lo que hago al fin valdrá

un abrazo
un beso
un profundo bienestar

un llamado
un atrevimiento
con tu voz viniendo acá

Si al fin y al cabo vinimos para disfrutar
Cuantas barreras me tengo que poner para estar
bien conmigo mismo y al destino enfrentar
con una sonrisa y un mate para tomar

Luz

Almas viajeras, que están cansadas de patear por caminos que no llegan a ningún lado, hoy les traigo un lindo refugio de palabras y oraciones. Gente que cree que este plano no es el único que habitamos, hoy les traigo vibraciones acordes a tu locura, o a tu sanidad... porque después de todo, el loco es loco hasta que lo prueba.
 Ya no estoy cansado de mirar al cielo, de mirar mis pisadas. Simplemente me rendí a esta naturaleza incierta que habitamos, a este paraíso terrenal que entre todos creamos. Busco compañeros, busco aliados, busco guerreros que no le teman a esas palabras que todos tenemos en la boca. Aliados que corran tras el viento, que se aventuren a cruzar las barreras de lo real, que salten entre las multitudes inertes con sus celulares intentando no quedarse solos en la inmensidad... gente que no le tema a lo ridículo, a quedar mal, a RESALTAR. Todos quieren quedarse bajo el radar, manga de cagones... yo quiero que te despiertes, yo quiero que grites, que bailes, que sobresalgas en este mundo de canciones en cuatro cuartos. Ese compás irregular, ese 11/8, no te sientas menos porque te falta una corchea para llegar a lo establecido, quiero que acentues en ese silencio... porque somos pocos los que nos atrevemos a sacarle un beso a la musa que nos acecha todos los dias y a toda hora. No tengamos miedo de ser diferentes en un mundo donde la diferencia se descarta.
 Guerreritos, vamos para adelante. Vamos a luchar por lo que creemos que es cierto, vamos a luchar por esa idea que tenemos guardada dentro y que no queremos mostrar... escuche que el tesoro está atrás de el nudo en el cogote. Y también escuché que si nos mantenemos firmes a nuestro proposito espiritual vamos a poder corromper esa prisión de materia y vamos a trascender. SI me acerco dos pasos, se aleja tres, pero eso no quiere decir que no está. Si está. Si existe. Si podemos acercarnos a lo que no está frente a nuestros ojos, a lo que no podemos tocar. Si algo me enseñaron todas las cosas que viví es que esto no es todo lo que hay para nosotros. Nosotros estamos destinados a algo grande, a algo inmenso, infinito, algo que trasciende piel y huesos. La libertad absoluta. La autonomía espiritual.

Voluntad

Una enorme esfera se posa sobre mí
de esas que ves cuando vas a morir
cuando me pregunta quién soy
le contesto solo un suspiro

solo una pizca de vida
en el medio de un universo
que se expande
mientras leés esto

soy solo un momento
un conjunto de respiraciones
una piel que se desgasta
un conjunto de sentimientos y emociones

que al caer en tu consciencia
se transforman en un vehículo
acechado por mis indesiciones
pero que va directo hacia vos

porque para ser tengo que ser
no solo estar
ser siendo lo que quiero hacer
y que todos nosotros hagamos un yo

la mente es solo un recurso
lo esencial es avanzar en este plano
sin ser dueño ni esclavo
y sin pensar que soy tarado

aunque, admitamoslo, somos todos medio tontos
si cada vez que fallo no me río
esto sería un infierno más que un paraiso
y viviríamos admirando el trabajo que otro hizo

¿Estás ahí?

Hoy me siento inmortal, como un meteorito que viajó miles de años luz por la galaxia, esperando encontrar otra piedra enorme, una estrella, o bien, otro meteorito, para explotar y terminar su recorrido intergaláctico... dejando atrás un millón de pedacitos de sí mismo. Una especie de catarsis destructiva que le da vida a esa expansión de piedritas que ya no son parte de uno, si no parte de un todo, pero separado. Me siento como un cohete que al despegar de su lugar natal vuela, sin importar lo que encuentre, pero que sabe que no debe quedarse en un mismo lugar.... con una misión teledirigida a suicidarse.
 Serán mis ganas de no quedarme parado en un mismo lugar, un lugar precario de sentimientos de limitación y alienación. Es que soy yo el que va a empujar toda la masa de la realidad, la que tengo dentro de mi cabeza, dentro de mi ser... mi pequeño universo. Esa que me dice que en el futuro ya no vamos a tener que pagar por comida, ya no vamos a tener que sobrevivir en sociedad, donde todos, toditos y cada uno de nosotros va a vivir en paz y tranquilidad... paz con uno mismo y con el resto. Mi vida conduce a el mayor caos que se puede describir... al caos de sentirme una vez más conectado con mi alma, con mis 7 chacras, donde el sexto puede decirme lo que va a pasar y no está más contaminado por sentimientos inútiles y no factibles. Dónde mi cuarto chacra me explica que la respuesta no está en sentirme inferior, que me enseña a amarme a mi mismo y al resto incondicionalmente.... que no significa decirle "te amo" a cualquier persona que se cruce en mi camino. Y donde mi ESPEJO me ayuda a discernir entre las cosas que me hacen bien y las cosas que perjudican mi camino.
 Ejecercitando mi creatividad se me abrieron dos puertas: una que me dice "todo lo que puedas sacar de adentro de tu alma está bien y otra que grita "no dejes pasar la posibilidad de construir un mundo mejor".  Me gritan seguí cantando, seguí estando en el camino de la vida y la fertilización de todo lo nuevo... porque yo sé que de este camino de tierra y de mierda putrefacta va salir algo que las personas que te rodean van a querer escuchar. Que la triste y cruda realidad en la que vivimos, hoy, no va a durar por siempre. Donde animarme y mandarme a hacerlo van a ser norma y no una prueba de mi valentía y honestidad... hoy me rindo frente al sube y baja que nos da la existencia banal que nos ofrece este momento en la humanidad. Pero bueno, ya sé que si no acepto nada y me quedo fuera de todo no voy a encontrar nada que me de placer... como el placer que siento cuando canto una canción y siento que otra persona me escucha. Y si me escuchaste, ¿te ayudé en algo? ¿te hice cambiar el foco de tu visión respecto a los demás y a vos mismo? y si no decís nada: ¿no pensás igual que yo?
 Al fin y al cabo eso no importa... importa solamente que sé que yo no quiero que todo siga igual, no quiero que mis hijos (si algún dia llegase a tenerlos) crezcan con miedo a ser quienes realmente son, por ser juzgados e oprimidos por las garras invisibles que nos amarran a ser "normales".
 ¿Normal? prefiero ser un tonto antisistémico a ser normal... Si al fin y al cabo, las personas normales-típicas no cambian nada. Son solo el okey o el símbolo del pulgar para arriba en un lugar donde ser normal es sinónimo a soportar sin cuestionar el mundo que los rodea. A mi me rodea la magia, lo que no podés comprobar, o por lo menos me gusta sentirme así. Pero soy un tonto al creerme distinto que los demás, solo por haber leído un par de libros o escuchar cierto tipo de música. Pero sigo creyendo que Morrison me dejó un par de migajas en el bosque, como Hansel y Gretel. Migajas que me conducen a la verdad, a la luz, a la consciencia, al ser. Y yo sé que el que mueve los hilos en este universo no es un santo que está parado arriba de un techo de cielo o un ente que regula todo lo vivido... sos vos, soy yo, somos todos, los creadores de la realidad.

La ruta

Una ruta vacía. Un espejo en el medio de la noche reposa sobre lo que pensé que iba a ser mi salvación y terminó siendo una de mis peores pesadillas... el no poder llevar la espiritualidad a su punto culmine, a su cúspide. No quiero hablar de cómo me siento, ya que perdí toda sensibilidad y capacidad de asombro al hacer un pacto con mi sombra. Es ella la que me ha estado persiguiendo y apuntándome en los caminos sinuosos y bifurcados por los cuales camino. Me gustaría que alguien se detuviera, en esta ruta vacía a preguntarme "¿qué hacés acá?" Pero todo contacto con otro ser humano me da miedo, ansiedad... es como que hay una caja de plástico que me rodea y no encuentro razones para tomar el martillo de mis intenciones y derribar esta puta barrera. He sido condenado por mis pseudo-espiritualidades a vivir en la tierra en la que no todo tiene sentido, dónde la causalidad no existe y no somos uno. Me confundí, lo admito. Me confundí y caí en la más triste resolución que puede uno tener... sentir que mi existencia no tiene propósito. Que si la tiene, no me está dando señales de vida. Que si la tiene el pulso es nulo. Que si la tiene me borró de su plan para dársela a otro más preparado, a un humano más cuerdo, menos loco.
 Siento que dentro mío se están prendiendo fuego todas esas pequeñas cosas que creí haber descubierto... yo era un Mago, yo tenía el control, yo decidía cuáles eran las cosas que iban a suceder. Se sentía muy bien, sentirse guiado por el universo... todas las noches agradecía, por más caótico que pareciera, al Universo que me había puesto en el lugar indicado para cumplir mi rol. Mi rol de guía, de portador de la luz cósmica, llevando a cada lugar lo que ese lugar necesitaba, tocando en cada conversación lo que el remitente tenía que escuchar, ampliando su verdad y desafiando la mía. Creo que sigue dentro mio la posibilidad de sentir eso de nuevo pero... las personas me temen cuando me transformo en mi verdadero yo, cuando dejo de percibir la realidad... la "realidad"... ese si es un chamullo que todos nos comemos.

Vuelo

A veces desaparece
Mis pensamientos abstractos
Mis ganas de salir de la caja
Mis mentes que quieren explotar

Soy una fiel copia de mi ser
Soy las nubes que no llegás a ver
Mientras mi camino sea derecho
Mi mente estará feliz

¡Ya no caigo más en tu trampa!
Mi mente será libre
Mi cuerpo será una liebre
y mi alma un tapiz.
Me perdí y sigo atrás de vos...
Por lo menos cuando estamos juntos me siento completo
Sos mis alas
Te amo tanto que no me lo puedo permitir

Estoy tan... tan... ¿cómo se dice? ¿Enamorado? No, esa no es la palabra...